Como defensoras gubernamentales del pueblo, su efecto benéfico para las víctimas y la sociedad, depende del grado de credibilidad que tienen las autoridades de todos los niveles de gobierno, y de la propia sociedad.
Como una institución moral del Estado Mexicano, el organismo debe pronunciarse sobre aquellas cuestiones que ponen en riesgo los derechos de las personas, por lo cual, necesariamente su deber es analizar la realidad y confrontarla con la norma.

 

 

Estadísticas